Blog

jma
19/12/2016
Normativa No hay comentarios

Perros en el metro no crean problemas: algunas cacas, sin bozal y ni una multa

Así conviven viajeros y perros en el metro: algunas cacas, sin bozales y ni una multa.

Los perros en el metro no crean problemas. Cinco meses «sin destacadas incidencias». Así resume la consejería de Transportes el nuevo periodo que se abrió en julio en la red de metro de Madrid, cuando el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes decidió cambiar el reglamento de viajeros para que los perros puedan viajar con sus dueños. Eso sí, cumpliendo ciertos requisitos. Desde entonces una media de 370 canes acceden cada día al suburbano madrileño. ¿Problemas? Pocos, destacan desde Transportes, una valoración a la que suman los sindicatos CCOO y UGT, que señalan que los nuevos viajeros caninos «no han deteriorado el servicio».

¿Cuáles son las incidencias más destacadas de la inclusión de los perros en el metro? La principal, que algunos dueños no llevan a sus mascotas con bozal, uno de los requisitos de la normativa. Sobre todo en razas pequeñas, como el carlino o el pug. Muchos de los dueños alegan que son animales con dificultades para respirar y que el bozal es un grave problema para ellos, señalan desde Transportes. Otras incidencias son uno poco más olorosas, ya que algunos dueños se ‘olvidan’ de recoger las heces que han hecho sus mascotas dentro del suburbano. «Son casos puntuales, pero se han dado», señalan desde los sindicatos.

El carácter cívico de los usuarios ha predominado. El reglamento de viajeros, no obstante, no incluye multas económicas para aquellos que no respeten el artículo que regula el acceso de animales en el metro. Solo se «consideran infracciones la utilización incorrecta de los títulos de transporte, y fumar o llevar el cigarro encendido en todos los coches, escaleras mecánicas y dependencias que integran la red del Ferrocarril Metropolitano de Madrid». En el metro también se aplica el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres. «No ha habido multas», destacan desde la consejería. «Los trabajadores de Metro solo aperciben a los viajeros que no cumplen la normativa de los animales».

Fuente: elconfidencial.com

 

Comentario