Blog

jma
20/12/2016
Ciencia-Sin categoría No hay comentarios

Protección animal: se permite usar el ADN para identificar a los perros

La modificación de la ordenanza de Protección Animal incluye usar el ADN como método de identificación de los perros.

ADN perros

El gobierno no se plantea esta medida para examinar las heces.

Zaragoza en Común ha anunciado que será el próximo lunes cuando aprueben en Gobierno la modificación de la ordenanza de Protección Animal. Se trata, en boca del consejero de Servicios Públicos del Ayuntamiento, Alberto Cubero, de una modificación «avalada por los servicios técnicos y fruto del debate con las entidades animalistas».

Entre las novedades más destacables, Cubero ha informado de que se incluirá como método de identificación de los perros el ADN, que complementará a los chips. «Usar el ADN supondrá dar con el propietario del animal de forma infalible, porque mediante el método del chip, había algunos indeseables que se los arrancaban y los maltrataban igual», ha explicado el consejero.

Así, una vez aprobada la ordenanza en Pleno, los dueños de los perros –esta medida no contempla gatos u otros animales de compañía – deberán, en la próxima revisión veterinaria, proceder a la extracción del sangre para que esta sea introducida en el registro aragonés de animales de compañía (Riaca). El edil ha alegado que el coste al propietario no excedería de los diez o quince euros.

No obstante, el Gobierno, según ha anotado Cubero, no se plantea usar esta medida para examinar las heces, ya que primero «hay que tener el registro y eso pertenecería más a la ordenanza de limpieza».

La modificación de la ordenanza también incluye la introducción de un artículo para consolidar la prohibición de que se celebren en la ciudad circos que utilicen animales en su espectáculo, así como la consideración de los animales como seres vivos en situaciones de catástrofes. «En la última riada del Ebro, por ejemplo, muchos animales murieron atados en sus casas porque los bomberos no podían entrar en propiedades privadas a salvarlos», ha indicado el consejero.

También ha expuesto otras medidas más concretas como la prohibición del uso de azufre en las esquinas, que «es perjudicial para animales y niños» o la consideración de las colonias felinas CES como gatos ferales. «Estos gatos serán propiedad de la ciudad, nadie podrá cogerlos, ni dejarlos, ni maltratarlos», ha apuntado.

Cubero ha recordado que la aprobación de la ordenanza es competencia del Pleno. Previsiblemente, se aprobará en Gobierno este lunes, para luego informar a los grupos y abrir un plazo de 15 días para realizar enmiendas, que se debatirán en Comisión. Tras este paso, habrá 30 días de exposición pública para alegaciones de entidades ciudadanas. «Siendo holgado o realista, la aprobación definitiva podría llegar en marzo».

Por otra parte, según el consejero del Consistorio zaragozano, los servicios técnicos «han rechazado técnica y jurídicamente la propuesta de que se pudiera introducir animales en todo el transporte público –no solo el tranvía, incluyendo el autobús urbano-, amparándose en la ley 11/2003 del Gobierno de Aragón».

Comentario